Acción por infracción a los derechos de propiedad industrial: comercioperu.com (Perú) - 3 de Octubre 2002

Nota Preliminar de Latinoamericann: El texto que se presenta es una resolución administrativa, y cabe señalar que la misma contiene algunas “imprecisiones” dado que el tema del dominio en cuestión es comercioperu.com y la oficina de signos distintos (INDECOPI) en muchos casos indica la misma como comercioperu.com.pe


REPÚBLICA DEL PERÚ

Expediente N° 143346 – 2002

RESOLUCIÓN Nº 10900-2002 /OSD-INDECOPI

Lima, 3 de octubre de 2002.

Con fecha 24 de enero del año 2002, EMPRESA EDITORA EL COMERCIO S.A., de Perú, formula acción por infracción a los derechos de propiedad industrial contra INTERNET CIBERHUB, CIBER HUB INTERNET, CIBERPERU S.R.L., EDWIN RICHARD ROMERO RAMÓN y ANDRÉS MICHAEL RAMÓN VIZURRAGA, al amparo de los certificados N°s 56682; 18478; 18712 y 18479, que protegen la marca constituida por LA DENOMINACIÓN EL COMERCIO ESCRITA CON CARACTERES GÓTICOS, según modelo, inscrita para distinguir productos de la clase 16 y servicios de las clases 35; 38 y 41 de la Clasificación Internacional, respectivamente; así como de los certificados N°s 77129; 28008 y 28009, que protegen la marca constituida por LA DENOMINACIÓN ELCOMERCIOPERU ESCRITA EN SU FORMA CARACTERÍSTICA SOBRE UNA FIGURA ELÍPTICA; EN LA PARTE INFERIOR LA DENOMINACIÓN ELCOMERCIOPERU.COM.PE (NO SE REIVINDICAN COLORES), según modelo, para distinguir productos de la clase 16 y servicios de las clases 35 y 38 de la Clasificación Internacional, respectivamente.

1. ANTECEDENTES

1.1. Argumentos de la acción

La accionante manifiesta ser titular de las marcas descritas en el párrafo precedente; señala que desde el 25 de febrero de 2000 lanzó y mantiene en el aire su página web (administrada por el comercioperu.com.pe S.A.A.) mediante la cual se ofrece a la comunidad nacional e internacional, entre otros servicios, la edición y difusión diaria del diario El Comercio.

Señala que en el transcurso del mes de diciembre de 2001 ha tomado conocimiento y verificado que los reclamados a través de su página web comercioperu.com.pe están, entre otras cosas, (i) ilegalmente usando y difundiendo como si fuera de su propiedad, la marca EL COMERCIO registrada a nombre de EMPRESA EDITORA EL COMERCIO S.A., y (ii) explotando en forma ilícita la denominación elcomercioperu.com.pe, como parte integral de una estrategia destinada a obtener y/o pretender obtener ingresos económicos por la venta de espacios, avisos, suscripciones y/o publicidad en general, sorprendiendo la buena fe y conocimiento exigido a un consumidor promedio.

Refiere que la estrategia empleada por los reclamados incurre en diversos tipos de conductas prohibidas por la Ley de Propiedad Industrial y por la Ley sobre Represión de la Competencia Desleal así como por las normas relativas a los Derechos de Autor, las cuales hará prevalecer en la instancia competente.

Manifiesta que se puede acceder a la página web puesta al aire por los reclamados a través de la dirección electrónica comercioperu.com.pe, siendo que al aparecer dicha página web, en la parte superior izquierda se lee la dirección electrónica de EMPRESA EDITORA EL COMERCIO S.A.: elcomercioperu.com.pe.

Refiere que la dirección electrónica comercioperu.com.pe se encuentra registrada a nombre de INTERNET CIBERHUB, con domicilio en Calle José Quiñones 488, Urb. Valdiviezo, Distrito de Ate-Vitarte, Lima, o CIBER HUB INTERNET, con domicilio en José Mariano De Arce 137, Distrito de San Luis, Lima. Asimismo, señala que la dirección Calle José Quiñones 488, Urb. Valdiviezo, Distrito de Ate-Vitarte, Lima también es señalada para el Contacto Técnico y Contacto Administrativo del dominio comercioperu.com.pe, indicándose también el teléfono celular N° 875-7753, que corresponde al reclamado EDWIN RICHARD ROMERO RAMÓN, gerente general de CIBERPERU S.R.L., empresa que domicilia en la misma dirección otorgada por INTERNET CIBERHUB, esto es, en Calle José Quiñones 488, Urb. Valdiviezo, Distrito de Ate-Vitarte, Lima.

Del mismo modo, señala que la dirección del gerente general de CIBERPERU S.R.L. es la misma dirección otorgada por CIBER HUB INTERNET, indicando además que como sub-gerente de la mencionada empresa aparece ANDRÉS MICHAEL RAMÓN VIZURRAGA, con domicilio en Calle José Quiñones 488, Urb. Valdiviezo, Distrito de Ate-Vitarte, Lima.

Señala que todos los nombres y direcciones se encuentran íntimamente relacionados y demuestran un concierto doloso de voluntades y de acciones para llevar a cabo actos contrarios a la ley.

Por lo expuesto, considera que los reclamados están infringiendo sus derechos de propiedad industrial en tanto están haciendo uso no autorizado de los signos EL COMERCIO y elcomercioperu.com.pe para promocionar y ofrecer servicios idénticos y similares para los cuales EMPRESA EDITORA EL COMERCIO S.A. ha registrado sus marcas base de la acción. asimismo, considera que los reclamados han incurrido en actos de competencia desleal en su contra, en las modalidades de actos de confusión, explotación de la reputación ajena y reproducción no autorizada, previstos en los artículos 8; 14 y 19 del Decreto Ley 26122, Ley sobre Represión de la Competencia Desleal.

En tal sentido, solicita las medidas que sean necesarias para evitar que prosiga la violación, se imponga a los reclamados una multa acorde a la gravedad del caso, se les condene al pago de las costas y costos del procedimiento, se ordene su inscripción en el Registro de Infractores y la publicación de la resolución condenatoria a su cargo, así como que se notifique la orden de cese de uso a VeriSign Inc. y/o Stacey Rabbino, en las direcciones www.verisign.com y srabbino@verisign.com, en sus calidades de administradores internacionales del dominio.com.

1.2. Admisión, traslado y medida cautelar

Mediante proveído de fecha 7 de febrero de 2002 (fojas 219) se tuvo por interpuesta la acción disponiéndose correr traslado de la misma, por el plazo de cinco días útiles y por indicación de la firma accionante, a INTERNET CIBERHUB, CIBER HUB INTERNET, CIBERPERU S.R.L., EDWIN RICHARD ROMERO RAMÓN y a ANDRÉS MICHAEL RAMÓN VIZURRAGA. Asimismo, a solicitud de la accionante, de conformidad con las normas legales pertinentes y en atención a las pruebas obrantes en autos, se dictó la medida cautelar consistente en el CESE DE USO del signo EL COMERCIO y/o elcomercioperu.com.pe, en forma independiente o conjuntamente con otros elementos, para distinguir servicios de las clases 35; 38 y 41 de la Clasificación Internacional.

1.3. Contestación de la acción

Mediante proveído de fecha 6 de marzo de 2002 (fojas 613), entre otras cosas, se tuvo por no contestada la ación por parte de los reclamados, al haber transcurrido el plazo de ley sin que hayan absuelto el traslado de la misma.

1.4. Audiencia de conciliación

Del acta de fecha 26 de marzo de 2002 (fojas 647) se advierte que la audiencia de conciliación programada para dicha fecha no pudo llevarse a cabo debido a la inasistencia de los reclamados y/o de sus representantes a la misma.

1.5. Marcas base de la acción

De la lectura del escrito con el cual se interpone la presente acción, se advierte que la accionante basa la misma en la titularidad de las siguientes marcas:

a) LA DENOMINACIÓN EL COMERCIO ESCRITA CON CARACTERES GÓTICOS, según modelo (en adelante EL COMERCIO y diseño).

Tal signo se encuentra inscrito para distinguir lo siguiente:

    • Periódicos, impresos, diarios, revistas, suplementos, textos, papelería, artículos de oficina y demás productos de la clase 16 de la Clasificación Internacional, con certificado N° 56682, vigente hasta el 9 de agosto de 2009, según se aprecia del informe de antecedentes obrante a fojas 56.

    • Publicidad, gestión de negocios comerciales, administración comercial, distribución de muestras o prospectos, reagrupamiento por cuenta de terceros de productos diversos y demás servicios de la clase 35 de la Clasificación Internacional, con certificado N° 18478, vigente hasta el 9 de agosto de 2009, según se aprecia del informe de antecedentes obrante a fojas 57.

    • Servicios de comunicaciones y/o telecomunicaciones por cualquier medio, comunicaciones vía internet o vía redes mundiales de comunicaciones y demás servicios de la clase 38 de la Clasificación Internacional, con certificado N° 18712, vigente hasta el 31 de agosto de 2009, según se aprecia del informe de antecedentes obrante a fojas 58.

    • Servicios de educación, cultura, esparcimiento, de fomento a las actividades deportivas y/o culturales, organización de seminarios, concursos, fórums, simposiums y demás servicios de la clase 41 de la Clasificación Internacional, con certificado N° 18479, vigente hasta el 9 de agosto de 2009, según se aprecia del informe de antecedentes obrante a fojas 59.

b) LA DENOMINACIÓN ELCOMERCIOPERU ESCRITA EN SU FORMA CARACTERÍSTICA SOBRE UNA FIGURA ELÍPTICA; EN LA PARTE INFERIOR LA DENOMINACIÓN ELCOMERCIOPERU.COM.PE (NO SE REIVINDICAN COLORES), según modelo (en adelante elcomercioperu y figura).

La mencionada marca se encuentra inscrita para distinguir lo siguiente:

    • Periódicos, diarios, revistas, folletos, libros, suplementos, secciones de diarios, papelería en general de la clase 16 de la Clasificación Internacional, con certificado N° 77129, vigente hasta el 18 de diciembre de 2011, según se aprecia del informe de antecedentes obrante a fojas 60.

    • Servicios de informaciones comerciales en relación con operaciones de compra por teléfono, por catálogo y/o por correo electrónico, a saber, centros comerciales virtuales; servicios de publicidad en línea vía correo electrónico y/o redes mundiales informáticas; reagrupamiento por cuenta de terceros, de productos diversos, vía correo electrónico; agrupar e intermedializar en un centro virtual la venta de productos y/o servicios; oficinas de empleo, contratación de personal de la clase 35 de la Clasificación Internacional, con certificado N° 28008, vigente hasta el 18 de diciembre de 2011, según se aprecia del informe de antecedentes obrante a fojas 61.

    • Servicios de telecomunicaciones por cualquier medio creado o por crearse, a saber, servicios de comunicaciones ofrecidos en un medio de comercio electrónico, incluyendo telefonía y transmisión de datos día redes mundiales informáticas; telefonía y otros servicios de comunicaciones ofrecidos en la forma de computadoras personales a teléfono, de ordenador a ordenador, de teléfono a ordenador y de teléfono a teléfono; comunicaciones a través de tarjetas telefónicas y/o tarjetas de débito y demás servicios; servicios de telecomunicaciones prestados a través de redes de datos públicas o privadas, especialmente transmisión, recepción, acceso y conexión a mensajes y/o avisos a través de redes de datos y/o vía mundiales informáticas de comunicaciones de la clase 38 de la Clasificación Internacional, con certificado N° 28009, vigente hasta el 18 de diciembre de 2011, según se aprecia del informe de antecedentes obrante a fojas 62.

2. CUESTIÓN CONTROVERTIDA

En el presente caso, la Oficina deberá determinar lo siguiente:

    • Si se encuentra acreditado que los reclamados han hecho uso de los signos registrados a favor de la firma accionante.

    • De ser el caso, si dicho uso infringe los derechos de propiedad industrial de la firma accionante, derivados del registro de sus marcas base de la acción, descritas en el numeral precedente y asimismo si constituyen actos de competencia desleal en su contra.

3. ANÁLISIS DE LA CUESTIÓN CONTROVERTIDA

3.1. Ejercicio legítimo de la acción por infracción

De la revisión de los actuados, se advierte que la presente acción está referida tanto a la supuesta comisión de una infracción a los derechos de propiedad industrial como a la supuesta comisión de actos de competencia desleal.

Al respecto, la Directiva Nº 001-96-TRI, emitida por el Tribunal del Indecopi con fecha 23 de diciembre de 1996 y publicada el 01 de febrero de 1997, determinó la competencia funcional de las Oficinas de Signos Distintivos e Invenciones y Nuevas Tecnologías, frente a la Comisión de Represión de la Competencia Desleal respecto de las denuncias por competencia desleal en las que se encuentren involucrados derechos de propiedad industrial.

En tal sentido, se establecieron determinadas reglas en vía de interpretación de la Primera Disposición Complementaria del Decreto Legislativo 823, Ley de Propiedad Industrial, la cual establece que los actos de competencia desleal referidos a derechos de propiedad industrial inscritos o a un nombre comercial, esté o no inscrito, serán considerados como infracciones a la propiedad industrial y, por lo tanto, serán susceptibles de las acciones previstas por dicho cuerpo normativo.

El artículo Primero de la Directiva, establece que las denuncias referidas a derechos de propiedad industrial inscritos o a nombres comerciales, estén o no inscritos, por las infracciones también tipificadas en los artículos 8 (actos de confusión), 14 (explotación de reputación ajena) ó 19 (copia o reproducción no autorizada) del Decreto Ley 26122, serán de exclusiva competencia de la Oficina de Signos Distintivos o de la Oficina de Invenciones y Nuevas Tecnologías, según corresponda, siempre que las referidas denuncias sean presentadas por el titular del respectivo derecho o por la persona facultada para tal fin.

De la revisión de los actuados, se ha llegado a establecer que en el caso de autos se presentan los supuestos antes mencionados, toda vez que existe un derecho de propiedad industrial involucrado, el mismo que consiste en una marca registrada, y además la denuncia ha sido interpuesta por el titular de dicho derecho por las infracciones tipificadas en los artículos 8 y 14 del Decreto Ley 26122, Ley sobre Represión de la Competencia Desleal. Por tal motivo, de conformidad con lo dispuesto por la Directiva Nº 001-96-TRI, antes aludida, se concluye que los actos de competencia desleal alegados por el accionante deben entenderse comprendidos dentro de la acción por infracción a los derechos de propiedad industrial interpuesta por éste, siendo, por lo tanto, la Oficina de Signos Distintivos la competente para el conocimiento de la presente acción.

Con respecto a los actos de competencia desleal tipificados en el artículo 19 del mencionado Decreto Ley 26122, es de señalar que en tanto el mismo se refiere a “la fabricación, la importación y la venta de productos que son copia o reproducción no autorizada de bienes de terceros protegidos por la legislación de Propiedad Industrial o de Derechos de Autor”, cuyo análisis no es competencia de esta Oficina ni tampoco objeto de la presente acción, en la cual ha de evaluarse el supuesto uso indebido de signos distintivos, la conducta contemplada en el dispositivo legal antes mencionado no será tomada en cuenta a efectos del presente pronunciamiento, quedando en todo caso a salvo el derecho de la accionante para hacer valer la acción a que se refiere el mismo ante la instancia que corresponda.

Ahora bien, en lo que se refiere a la adquisición del derecho exclusivo sobre una marca, nuestra legislación ha adoptado el sistema atributivo, sistema por el cual el derecho es “atribuido” a quien obtiene el registro de la marca; así pues, tal exclusividad tendrá como faceta negativa la facultad de prohibir su uso a terceros, premisa que ha sido recogida por la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina, Régimen Común sobre Propiedad Industrial, que en su artículo 155, literales a, b, c y d, prescribe: “El registro de una marca confiere a su titular el derecho de impedir a cualquier tercero realizar, sin su consentimiento, los siguientes actos: a) aplicar o colocar la marca o un signo distintivo idéntico o semejante sobre productos para los cuales se ha registrado la marca; sobre productos vinculados a los servicios para los cuales ésta se ha registrado; o sobre los envases, envolturas, embalajes o acondicionamientos de tales productos; b) suprimir o modificar la marca con fines comerciales (…); c) fabricar etiquetas, envases, envolturas, embalajes u otros materiales que reproduzcan o contengan la marca, así como comercializar o detentar tales materiales; d) usar en el comercio un signo idéntico o similar a la marca respecto de cualesquiera productos o servicios, cuando tal uso pudiese causar confusión o un riesgo de asociación con el titular del registro (…)”.

3.2. Respecto al uso efectuado por parte de los reclamados

En su escrito de reclamo, la firma accionante imputa a los reclamados INTERNET CIBERHUB, CIBER HUB INTERNET, CIBERPERU S.R.L., EDWIN RICHARD ROMERO RAMÓN y ANDRÉS MICHAEL RAMÓN VIZURRAGA el uso de sus marcas base de la acción en la página web identificada con el nombre de dominio comercioperu.com.pe.

En principio, cabe precisar que de las personas contra las cuales la firma accionante interpone su acción, dos de ellas no han sido debidamente identificadas por esta parte; es el caso de INTERNET CIBERHUB y CIBER HUB INTERNET, cuya existencia no ha sido acreditada por la accionante y tampoco ha podido ser determinada por medio alguno(1) , por lo que no es posible considerarlas como partes dentro de la relación jurídica procesal establecida con motivo del presente procedimiento.

Debe tenerse en cuenta que de conformidad con el artículo 57 del Código Procesal Civil, aplicable al caso por disposición del artículo 21 del Decreto Legislativo 823, Ley de Propiedad Industrial, pueden ser partes materiales de un proceso las personas naturales o jurídicas, los órganos constitucionales autónomos y la sociedad conyugal, la sucesión indivisa y otras formas de patrimonio autónomo. No habiendo acreditado la accionante que las denominadas INTERNET CIBERHUB y CIBER HUB INTERNET posean alguna de las calidades antes referidas, se concluye que no pueden ser consideradas partes materiales de la acción interpuesta y por consiguiente, no es posible atribuirles algún tipo de responsabilidad en los actos que son objeto de reclamo.

En ese sentido, únicamente corresponde determinar si las demás personas reclamadas (CIBERPERU S.R.L., EDWIN RICHARD ROMERO RAMÓN y ANDRÉS MICHAEL RAMÓN VIZURRAGA), cuya existencia sí se encuentra acreditada en autos, tienen alguna responsabilidad en los hechos que motivan la presente acción.

Al respecto, es de señalar que la firma accionante ha adjuntado a fin de acreditar su reclamo, copia de impresiones obtenidas de la página web comercioperu.com.pe (fojas 30 a 33), en las cuales se aprecia el uso de las marcas EL COMERCIO y diseño y elcomercioperu y figura, descritas en el numeral 1.5 de la presente Resolución.

Revisados tales documentos se advierte que los mismos no acreditan que sean los reclamados CIBERPERU S.R.L., EDWIN RICHARD ROMERO RAMÓN y/o ANDRÉS MICHAEL RAMÓN VIZURRAGA los responsables en el uso de las marcas base de la acción en tal página web. En efecto, en dichas impresiones no existe referencia alguna a estas personas e incluso ni siquiera a otra persona que pueda ser considerada responsable de la elaboración y/o diagramación de la página web comercioperu.com.pe.

Si bien la firma accionante ha adjuntado copia de una información remitida por VeriSign (que de acuerdo a aquélla es administrador internacional del dominio .com) relacionada con la página web identificada con el nombre de dominio comercioperu.com (fojas 67), tal documento tampoco acredita que los reclamados CIBERPERU S.R.L., EDWIN RICHARD ROMERO RAMÓN y/o ANDRÉS MICHAEL RAMÓN VIZURRAGA tengan alguna responsabilidad en el uso de los signos base de la acción en dicha página web.

Así, la información remitida por VeriSign consigna algunos datos del Contacto Administrativo y del Contacto Técnico de la página web en cuestión, pero dichos datos no resultan suficientes cuando menos para vincular a los reclamados con la misma.

En lo que respecta al Contacto Administrativo se consignan los siguientes datos: “Internet, Ciberhub (CI1471) contact@comercioperu.com / Calle Jose Quiñones 488 / Lima Ate / PE / 8757753”.

Con relación al Contacto Técnico se consignan los siguientes datos: “Internet, Ciberhub (CI1472) contact@comercioperu.com / Organization / Calle Jose Quiñones 488 Urb Valdiviezo / Lima Ate / PE / 8757753”.

De acuerdo a algunas anotaciones efectuadas sobre el documento bajo análisis y según lo manifestado por la propia accionante en su escrito de reclamo, el número de teléfono que aparece en el mismo (8757753) corresponde al reclamado EDWIN RICHARD ROMERO RAMÓN; sin embargo, ello no ha sido debidamente acreditado por esta parte(2) .

Con relación a la dirección que aparece en el documento bajo análisis (Calle Jose Quiñones 488 Urb Valdivieso), es de señalar que si bien ésta es la declarada por el reclamado ANDRÉS MICHAEL RAMÓN VIZURRAGA ante el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil del país (RENIEC), ello tampoco acredita que esta persona sea el Contacto Administrativo y/o Técnico a que se hace referencia en el mismo y con menor razón su responsabilidad en los hechos materia de reclamo. Sobre todo teniendo en cuenta que en autos obran documentos que señalan que el domicilio que funciona en la dirección antes mencionada no pertenecería a dicho reclamado sino a una persona distinta que –por lo demás- no ha sido emplazada con la presente acción(3) .

Igual conclusión se arriba con respecto a la firma reclamada CIBERPERU S.R.L., que ante la SUNAT también ha señalado como domicilio el antes indicado (Calle Jose Quiñones 488 Urb Valdiviezo).

Por otro lado, el hecho que los reclamados EDWIN RICHARD ROMERO RAMÓN y ANDRÉS MICHAEL RAMÓN VIZURRAGA resulten ser representantes legales de la también reclamada CIBERPERU S.R.L., no tiene ninguna relevancia para estos efectos teniendo en cuenta que la persona jurídica tiene existencia distinta a la de sus miembros y además en autos no se encuentra acreditada la responsabilidad de dichas personas.

Cabe precisar que si bien a fojas 68 obra un documento en el que se consignan algunos datos adicionales acerca de un Contacto Administrativo y un Contacto Técnico, entre otros, esta información no ha sido tomada en cuenta en tanto no existe evidencia alguna acerca de su origen, además el nombre del Contacto Administrativo y del Contacto Técnico que señala corresponde a una persona que no ha sido emplazada con la acción de autos (CiberPeru Internet).

De igual modo, respecto a la comunicación que en copia adjuntó la accionante a su escrito de fecha 14 de febrero de 2002, la misma que obra a fojas 230 y 231, es de señalar que la misma tampoco acredita la responsabilidad de los reclamados en la infracción materia de autos pues de acuerdo a los datos que aparecen en dicha comunicación, ésta habría sido redactada por una persona llamada Janick Stewart, que no ha sido emplazada con la acción de autos y por lo tanto no es parte en la misma.

Igualmente, en el texto de la precitada comunicación no existe manifestación alguna que vincule a los reclamados CIBERPERU S.R.L., EDWIN RICHARD ROMERO RAMÓN y/o ANDRÉS MICHAEL RAMÓN VIZURRAGA con la redacción de aquélla.

Lo mismo sucede con la impresión de la página web identificada con el nombre de dominio www.ciberhub.com, que en copia obra a fojas 233. Si bien en este caso se aprecia la indicación “CiberHub® Una Compañía de CiberPeru”, ello no resulta relevante para el caso teniendo en cuenta que la presente acción ha sido interpuesta contra INTERNET CIBERHUB y CIBER HUB INTERNET (cuya existencia no se ha acreditado, según lo dicho líneas antes), así como contra CIBERPERU S.R.L., EDWIN RICHARD ROMERO RAMÓN y ANDRÉS MICHAEL RAMÓN VIZURRAGA mas no contra CiberHub y/o contra CiberPeru, a las que se hace referencia en el mencionado documento.

Con respecto a lo señalado por la accionante en el sentido que los nombres y direcciones de los reclamados se encuentran relacionados entre sí, conviene precisar que aun cuando ello sea cierto, al no haberse acreditado la responsabilidad de ninguno de éstos en la comisión de los actos reclamados, tal situación deviene en irrelevante.

Por consiguiente, en atención a las consideraciones expuestas y no habiendo la firma accionante presentado medio probatorio alguno que acredite en forma fehaciente la infracción materia del reclamo, no obstante corresponderle la carga de la prueba conforme a ley (4) , cabe desestimar la presente acción.

4. CONCLUSIÓN

Revisados los actuados y atendiendo a lo establecido en los considerandos anteriores, se determina lo siguiente:

    • Que no habiéndose acreditado la existencia de las reclamadas INTERNET CIBERHUB y CIBER HUB INTERNET, éstas no pueden ser consideradas partes materiales del reclamo interpuesto; en consecuencia, en lo que respecta a este extremo, corresponde declarar improcedente la acción de la firma EMPRESA EDITORA EL COMERCIO S.A., al no encontrarse la misma enmarcada dentro de los supuestos previstos por el artículo 238 de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina, Régimen Común sobre Propiedad Industrial.

    • Que no se han presentado los elementos de juicio suficientes que evidencien una conducta ilícita por parte de los reclamados CIBERPERU S.R.L., EDWIN RICHARD ROMERO RAMÓN y ANDRÉS MICHAEL RAMÓN VIZURRAGA y, por ende, su responsabilidad en los hechos que se les imputan; en consecuencia, en lo que respecta a estas personas, corresponde declarar infundada la acción de la firma EMPRESA EDITORA EL COMERCIO S.A., al no encontrarse la misma enmarcada dentro de los supuestos previstos por el artículo 238 de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina, Régimen Común sobre Propiedad Industrial.

Por lo expuesto y en ejercicio de las facultades conferidas por los artículos 31, inciso b), y 33 de la Ley de Organización y Funciones del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI), sancionada por Decreto Ley Nº 25868, concordante con el artículo 58 del Decreto Legislativo 807, Ley sobre Facultades, Normas y Organización del INDECOPI y con el artículo 4 del Decreto Legislativo 823, Ley de Propiedad Industrial, se emite la presente resolución.

5. RESOLUCIÓN DE LA OFICINA DE SIGNOS DISTINTIVOS

PRIMERO: DECLARAR IMPROCEDENTE la acción por infracción de derechos de propiedad industrial, en la que se encuentran incluidos los actos de competencia desleal materia de reclamo, interpuesta por EMPRESA EDITORA EL COMERCIO S.A. contra INTERNET CIBERHUB y CIBER HUB INTERNET e INFUNDADA la interpuesta contra CIBERPERU S.R.L., EDWIN RICHARD ROMERO RAMÓN y ANDRÉS MICHAEL RAMÓN VIZURRAGA.

SEGUNDO: LEVANTAR las medidas cautelares dictadas con motivo de la interposición de la presente acción.

Regístrese y Comuníquese.

Teresa Mera Gómez

Jefa de la Oficina de Signos Distintivos


Notas

1. A fojas 810 y siguientes obran los reportes de las búsquedas efectuadas en Registros Públicos, SUNAT y centrales de riesgo.

2. La Oficina cursó dos oficios a Telefónica Móviles S.A.C. solicitando los datos de identificación de la persona titular de la línea telefónica mencionada. Sin embargo, dicha institución refirió que se encontraba impedida de remitir tal información debido a normas relacionadas con el secreto de las telecomunicaciones.

3. Mediante escrito de fecha 15 de febrero de 2002 (fojas 235) doña Gladys Nilda Ramon Baldeon manifestó que el domicilio que funciona en la dirección precitada fue de propiedad de su difunto padre don Saturnino Ramón Huaynate. A tal efecto presentó copia del documento denominado Determinación del Impuesto Predial 2001 en el que se consigna como contribuyente a la referida persona (fojas 237).

4. El artículo 196 del Código Procesal Civil, aplicable al caso por disposición del artículo 21 del Decreto Legislativo 823, señala que la carga de probar, salvo disposición legal diferente, corresponde a quien afirma los hechos que configuran su pretensión.